: Argentinos participan de un gran ensayo con un gen para cardíacos

Clarín del 6/09/03
SALUD: PACIENTES DE LA FUNDACION FAVALORO FORMAN PARTE DE UN ESTUDIO INTERNACIONAL

Lo inyectan para regenerar los vasos sanguíneos e irrigar bien el corazón.
Por primera vez en la Argentina se empieza a probar la eficacia y la seguridad de una terapia génica directamente en pacientes. Es para los que sufren la enfermedad de las arterias coronarias y ya no responden bien a los tratamientos comunes como los fármacos, el bypass o la angioplastía. Como el corazón (o alguna parte de él) no está bien irrigado, el pecho duele ante el menor movimiento, como al dar algunos pasos.

Destinada —por el momento— a esos pacientes graves, la terapia génica viene en auxilio para crear nuevos vasos sanguíneos que irriguen al corazón.

En el último mes, ya dos argentinos, de 56 y 62 años, que sufrían de angina de pecho crónica estable, y se asistían en la Fundación Favaloro, en Capital, están participando de un ensayo que evalúa este tratamiento.

Dentro de un año, los especialistas de la fundación esperan que unas 40 personas hayan participado con su consentimiento del ensayo clínico. Dos tercios de esos pacientes recibirán el tratamiento génico, aún en experimentación, y el resto, un placebo.

Se trata de un ensayo clínico en fase III que se emprendió conjuntamente con centros especializados de 14 países, como los Estados Unidos, Finlandia y Canadá, e involucrará a 450 pacientes. La Argentina es el único país hasta el momento en participar el ensayo por América del Sur.

Dentro de un año, se evaluarán los resultados y se podrá decir si la estrategia de inyectar un gen en las arterias y en los vasos sanguíneos puede ser una manera efectiva de devolver calidad de vida o de extenderla.

La terapia empieza por hacerle al paciente una coronariografía con anestesia local. Así, se busca visualizar cuáles son los vasos que están tapados, que no permiten abastecer de sangre al corazón, según Branco Mautner, jefe de docencia e investigación de la Fundación Favaloro. También se decide cómo se distribuirá la terapia.

Después, se introduce un catéter que lleva la terapia en cuestión. Consiste en partículas del virus de la gripe, que se convierten como en una carretilla que lleva la materia prima para aplicar en las arterias enfermas. Esto significa que el virus sirve de vector del factor de crecimiento de fibroblastos (llamado FGF-4). Así, esa "carga" podría estimular la producción de nuevos vasos sanguíneos que llevan la cantidad de oxígeno que el músculo cardíaco necesita.

Tras recibir la terapia, los pacientes que participan del ensayo clínico internacional pasan a estar en evaluación durante 72 horas en una unidad coronaria, dijo Oscar Mendiz que trabaja en el proyecto junto con Eduardo Gurfinkel y Roberto Peidró. Los médicos apuestan que la terapia puede ser "interesante". Aunque también consideran que podría no ser efectiva.

 

Powered by Delosantos